• Gigantes y cabezudos de Jonay Cabrera González por Felicidad Batista

    tiovivo
    Jonay-Cabrera-Gonzalez
    Jonay Cabrera González
    Felicidad Batista
    Felicidad Batista
    Gigantes y cabezudos es un poema  de Jonay Cabrera González, elegido en la Feria del Libro de Fuerteventura para ser pintado por otro artista. Versos que fueran fuente de inspiración al color y a los pinceles.
  • Tycho (El Huyuyo) y las Tortugas de Tania Ramos Morales

    Tania Ramos Morales
    Tania Ramos Morales
    - ¡Nenúfar, Nenúfar!, Al fin he llegado…! Llegaba gritando a La Laguna Martín Pescador, un ave graciosa y de tamaño mediano, de color azul ceniciento con una cresta de color gris grisácea como unos pinchos. Siempre parece que está despeinado. Se veía cansado. Arribaba a Cuba en otoño y se quedaba hasta la primavera.
  • Soledad y memoria: Cuerpo de Ausencias de Carmen Paloma Martínez por María Teresa de Vega

    Maria-Teresa-de-Vega
    María Teresa de Vega
    Carmen Paloma Martínez
    Carmen Paloma Martínez
    Si me preguntaran por el último poemario leído con capacidad de emocionar intensamente, respondería que es este “Cuerpo de ausencias”, de Carmen Paloma Martínez
  • El barquero del silencio de María Ángeles Carretero Casar

    María Ángeles Carretero Casar
    María Ángeles Carretero Casar
    Las aguas del río fluyen formando parte de un todo, cataratas, lagos, mares…, nos hablan y nos cuentan bonitas historias si sabemos escuchar. Esta es la historia de un hombre que vivía en la ribera de un río, rodeado de altas montañas de cumbres nevadas. Su cara estaba bronceada por el sol, marcada por arrugas de felicidad y sabiduría y sus ojos brillaban con mirada clara y serena.
  • Tus delirios de Tania Ramos Linares

    Tania Ramos Morales
    Tania Ramos Morales
    Vórtice de sombras donde se pierden tus delirios y estremecen caricias fugitivas de un ayer.
  • Una lágrima de Lázara Linares Ramos

    Lázara Linares Ramos
    Lázara Tania Linares Ramos
    Ayer ,mi amor dibujé una lágrima para ti. La pinté  con el dolor de no sentirte, la plasmé en el lienzo del recuerdo.
  • La espuma de Fátima Martín Rodríguez

    Fatima-Martin-Rodriguez
    Fátima Martín Rodríguez
    Podías permanecer bajo el agua sin respirar durante un largo rato, tanto, que ni siquiera habías podido calcularlo porque la impaciencia siempre mordía tu espera. Otra habilidad inesperada. Todo comenzó cuando aparecieron las anomalías. Surgías desde la profundidad, llegabas a la frontera del agua y te introducías en el aire sin dificultad.
  • La delicada piel de las flores : "Las flores no se arrancan" de Belén Valiente por Felicidad Batista

    Felicidad Batista
    Felicidad Batista
    Nadie hasta ahora ha podido aportar una definición certera de la poesía. No lo concretó Aristóteles que escribió Poética, ni las corrientes más actuales que pincelan, si acaso, una leve aproximación.
  • Espejismos en rosa y amarillo* de Alicia Contreras García por Felicidad Batista

    Felicidad Batista
    Felicidad Batista
    Si hay un género escaso, por no decir casi inexistente en la literatura española en general y, en la canaria en particular, es el de memorias y autobiografías. Hay una cierta costumbre que encumbra a la novela, prestigia a la poesía, admite el relato como un mal menor y la minificción como una palabra fugaz y, sin embargo, destina indiferencia al origen de casi todos ellos; el que viene de la memoria propia y de las biografías personales y emocionales, el punto exacto en el que se genera buena parte de la literatura y con ella el conjunto de sus géneros.
  • Llega de Jesús Abreu

    Creación informática Jabreu 2022
    Jesus-Abreu
    Jesús Abreu
    cuando llega el ya          ya no es futuro deseado o no llega como el futuro llega sin respetar la duda del presente en incertidumbre instantánea en un efímero movimiento
  • Balandra San Telmo de Asunción Cívicos Juárez

    Asuncion-Cívicos-Juarez
    Asunción Cívicos Juárez
    ¡Por los clavos de Cristo que demostraré, a toda esa panda de incrédulos, que la isla existe!  Aquélla balandra, bautizada San Telmo, puso proa al viento pertrechada con fornidos marineros, dos frailes, viandas de sobra para varias jornadas y la correspondiente credencial del Capitán General de Canarias.
  • No fue hasta... de Cande Rodríguez

    cande-rodriguez
    Cande Rodríguez
    No fue hasta que descubrí cómo son las entrañas de una novela. Fue entonces cuando comencé a respetar el oficio de escritor, y, por tanto, a los escritores.
  • Sucede de Yeroboam Perdomo Medina

    Yeroboam-Perdomo-Medina
    Yeroboam Perdomo Medina
    Suceden los rostros encerados,  suceden los labios y su cianosis,  sucede la palabra amarilla, sucede el verbo inimaginable,  sucede el invierno y su inclemencia,  y sucedes tú;  sucedes constantemente y no desapareces,  y pensando que sucedería,  que te olvidaría,  finalmente, no sucedió.
  • Tus sentidos de Tania Ramos Morales

    Tania Ramos Morales
    Tania Ramos Morales
    Hombre, que te pierdes en laberintos de instintos, las rocas hablan de desatinos, de atardeceres perdidos...
  • Déjame que rete de Lázara Tania Linares Ramos

    Lázara Linares Ramos
    Lázara Tania Linares Ramos
    Déjame que rete amor entre sombras y viento,  por la tierra... por el mar.
  • Marcas sin heridas de Tania Ramos Morales

    Tania Ramos Morales
    Tania Ramos Morales
    -¡Ya llegó! ¡Pero...si es una vieja!-gritaba a voz en cuello Pepe, el Duro. -¿Y qué pensabas?... ¡Qué chasco!-le contestaba, Juan.  -¡Allá los que se hicieron ilusiones...!-decía otro. …Eran las exclamaciones que se oían desde las celdas.      Iba a cumplir un año en aquella prisión. Un grave error  me condujo  hasta allí. Compartía mi vida desde entonces con psicópatas, drogadictos, homicidas...    
  • La flor de Isa Hernández

    Isa Hdez.
    Isa Hernández
    Ella esperaba la flor que cada año su amado le regalaba por el día catorce de febrero. Ni una sola vez falló durante tanto tiempo compartido. Como todos los día, la despertaba la pálida luz que entraba a rayas por su ventana cuadriculada, y enseguida su pensamiento voló al tiempo del ayer, cuando no solo le regalaba la flor, sino la risa, la alegría y la fiesta.
  • Ausencia y silencios de Asunción Cívicos Juárez

    Asuncion-Cívicos-Juarez
    Asunción Cívicos Juárez
    Mi casa es un asco. Me refiero a la suciedad.  Ya no soporto  tanta guarrería. O quizá sí. Un día más, ¿qué puede pasar?  Al menos hay algo que llama mi atención al entrar: las aulagas de mis pelos caídos y el polvo acumulado desde tu partida.
  • Ella de Cande Rodríguez

    cande-rodriguez
    Cande Rodríguez
    Cuando de un tiempo a esta parte el peine y las tijeras comenzaron a formar parte de un lazo invisible. No me di cuenta hasta el otro día, cuando la mañana asomaba fresca y las olas creaban ese rumor musical y melodioso, como los arrorrós de antaño.
  • Y otra humanidad es posible de Jonay Cabrera González

    Y-otra-humanidad-es-posibñe-Jonay-Cabrera
    Jonay-Cabrera-Gonzalez
    Jonay Cabrera González
    Y otra humanidad es posible. Poema en vídeo
  • Mi último encuentro con Virginia Woolf de Maca Martinón

    Macu Martinón
    Maca Martinón
    En mi última incursión a una librería –remota y en el interior de un museo- encontré un libro titulado Memorias de una novelista de la gran Virginia Woolf. Este hallazgo –por azar- representó para mí un inmenso placer porque entre el maremágnum de libros apareció este del que me enamoré al verlo con su particular olor y su pequeño y delicado formato –un envoltorio de cartulina granulada semejante al entelado, un papel suave y grueso, y unas letras redondas sobre un blanco blanco-.
  • El derby de Asunción Cívicos Juárez

    Asuncion-Cívicos-Juarez
    Asunción Cívicos Juárez
    Cuando mi mirada repara en ella por primera vez, está sola, pegada a la barra del bar y dando mordiscos voraces a un bocata. De jamón, intuyo. Come de manera compulsiva en modo intento vano de llenar el vacío de su vida y bebe a sorbos tragos de soledad y aburrimiento que se mezclan con los sueños que dejó por el camino, aunque la cañita circundada de rayas pintadas, transporta hasta su garganta un consolador y refrescante líquido. 
  • Siembra espinos de Tania Ramos Morales

    Tania Ramos Morales
    Tania Ramos Morales
    Siembra espinos  tu desafiante soberbia. En mis desvelos hallo sombras que surcan lejanía. 
  • Por momentos de Lázara Tania Linares Ramos

    Lázara Linares Ramos
    Lázara Tania Linares Ramos
    Palabras que rompen en besos.  Miedo al engaño de la farsa aciaga .
  • Largo naufragio de Jonay Cabrera González

    Jonay-Cabrera-Gonzalez
    Jonay Cabrera González
  • A ti de Rosario Rodríguez Vidal

    Rosario Rodríguez Vidal
    Rosario Rodríguez Vidal
    Tantas veces te sentía, estabas conmigo, y sin embargo no te conocía.
  • Recuerdos de mi infancia de María Ángeles Carretero Casar

    María Ángeles Carretero Casar
    María Ángeles Carretero Casar
    A finales de septiembre, cuando la naturaleza comienza a tocar la melodía del vals de otoño, decidí ir a pasar unos días en un pequeño pueblo montañero.
  • Un abrazo de María Ángeles Carretero Casar

    María Ángeles Carretero Casar
    María Ángeles Carretero Casar
    Un abrazo observado a cámara lenta, nos cuenta, cuántas emociones y sentimientos habitan en esos momentos a las personas que se entrelazan en un coqueteo.
  • El Clavel y la Azucena de Tania Ramos y Lázara Linares

    Tania Ramos Morales
    Tania Ramos Morales
    Lázara Linares Ramos
    Lázara Tania Linares Ramos
    En el jardín cerca de La Laguna Liguus, el caracol de los jardines cubanos, amigo de Tycho, el huyuyo y el jardinero conversaban: -Tú sabes Liguus que yo creo que es verdad lo que dice Tycho que falta algo en el jardín-decía aquella mañana el jardinero a Liguus.
  • Alas de María Felina León

    ...En aquel país de las mariquitas, hacía ya mucho tiempo que estaba prohibido, VOLAR. Tal es así, que todas las mariquitas habían OLVIDADO que tenían dos alas blancas debajo de su manto moteado, y nadie las echaba de menos. 
  • Inspiración de Margarita Otero Solloso

    Margarita-Otero-Solloso
    Margarita Otero Solloso
    Surge la inspiración,  brota segura,  galopa contorneando  palabras al azar,  dictando lo que siento,  cual voz que habla por dentro,  y no puede callar. 
  • Dejando huella de Luisa Chico

    Luisa Chico
    Luisa Chico
    Dejas tu huella en el mundo en los hijos que pares, en las sonrisas compartidas con tu familia, en los abrazos a tus amigos, en el gesto desinteresado que algunos saben valorar.
  • Un paseo por la costa de Cande Rodríguez

    cande-rodriguez
    Cande Rodríguez
    Un trozo de cerámica rota apareció bajo mis pies. No se apreciaba bien sus formas, pero creo que las pocas líneas negras que se distinguían fueron en su día un adorno floral.
  • Voces Olvidadas de Ana Isabel Robles

    Ana-Robles
    Ana Robles
    Voces de mujeres olvidadas en los anaqueles del silencio, sus plumas escribieron miles de palabras de antemano condenadas al olvido.
  • Elsa López Premio Canarias de Literatura por Eulalia Teresa Rodríguez

    Eulalia-Teresa-Rodríguez
    Eulalia Teresa Rodríguez
    Hablar del premio Canarias de Literatura 2022, Elsa López, no es difícil para mí por mi relación con ella desde joven, primero de forma esporádica y en los últimos años de forma continuada.
  • Vivencias en La Laguna de Eulalia Teresa Rodríguez

    Eulalia-Teresa-Rodríguez
    Eulalia Teresa Rodríguez
     Cuando en algún momento he retrocedido en el tiempo, no he podido evitar cierto aire de nostalgia al despertar mis sentimientos recordando mi época de estudiante en La Laguna.
  • Sociedad Paliativa de Ana Guacimara Hernández Martín

    Ana-Guacimara
    Ana Guacimara Hernández Martín
    Vivimos en esa sociedad de paliativos entusiastas, con rostros encalados tapando cualquier cicatriz que segregue lo incierto.
  • La noche de Lázara Tania Linares Ramos

    Lázara Linares Ramos
    Lázara Tania Linares Ramos
    La noche viste a la roca con un manto de colores  y con sonidos de olores vienen cantos a la boca.
  • La escritora y el árbol de Isa Hdez

    Isa Hdez.
    Isa Hernández
    Alma deseaba escribir el libro de sus sueños, derrochar palabras bellas y contar en él los entresijos de su mente, pero no sabía con certeza si eran quimeras o historias reales vividas con anterioridad. Cuando paseaba por el parque le gustaba contemplar los árboles y enumeraba los diferentes ejemplares. Observaba los que florecían y las distintas tonalidades de verdes.
  • Chavela Vargas de Ana Guacimara Hernández Martín

    Ana-Guacimara
    Ana Guacimara Hernández Martín
    Chavela conoció la amargura intacta, la que descose estos versos tildados de alguna melodía inocua 
  • Resurrección de Fernando Rodríguez Gil

    Fernando Rodríguez
    Fernando Rodríguez Gil
         Hilos de creencias me envolvían, atado a un pasado que no me dejaba caminar, lastre que alguien dejó en mi cuerpo.
  • Manipuladores de la Cultura por Alberto Omar Walls

    Alberto-Omar-Walls
    Alberto Omar Walls
    La adopción social de un término como Gestión cultural no soluciona los problemas de la planificación y la organización del desmesurado territorio de la Cultura y sus productos.
  • Una trenza canaria de Asunción Cívicos Juárez

    Asuncion-Cívicos-Juarez
    Asunción Cívicos Juárez
    Será una trenza de letras y palabras, larga, gruesa. Con hilos de colores y tela blanca. Añadiré un tejido de ingenioso calado con hilos de oro y plata que entretejen sonrisas, quejas, discursos y lágrimas.
  • Cartas de amor de Asunción Cívicos Juárez

    Asuncion-Cívicos-Juarez
    Asunción Cívicos Juárez
    Nunca sabré si cumplir los noventa y haber vivido más de treinta años sin ti, ha sido una bendición o una condena.
  • Poesía sobre el tablero del juego de la oca: "Esto no es un juego" de María Teresa de Vega por Isabel Expósito Morales

    Isabel Expósito
    Isabel Expósito
    Hacedora de espacios, María Teresa de Vega nos señala, desde el mismo título de este poemario, la ruta hacia un juego poético, articulado a partir de su propia negación. Esto no es un juego, proclama para que no haya equívocos y, sin embargo, nos coloca sobre un tablero. 
  • Transitar el cansancio : breves apuntes sobre el poemario "Cronología de la fatiga" de Rosa María Ramos Chinea por Isabel Expósito Morales

    Isabel Expósito
    Isabel Expósito
    Cronología de la fatiga es un título sugerente. Tan potente que produce en nosotros un efecto inmediato: nos lleva a nuestro propio campo semántico del cansancio: hastío trayecto lasitud desprendimiento extenuación extravío.
  • Las horas que huyeron de Tania Ramos Morales

    Tania Ramos Morales
    Tania Ramos Morales
      Y el destino dictó sentencia,    silencio, deseo, ausencia...                                             Mazo.
  • La pensadora cuenta cuentos de Mary Luz Fariña

    Mary-Luz-Fariña
    Mary Luz Fariña
    De pequeña me llamaban «la pensadora», porque tenía facilidad para abstraerme del entorno que me rodeaba.
  • Los Mudos de Luis Alberto Serrano

    Luis Alberto Serrano
    Luis Alberto Serrano
    Soy muy metódico, lo reconozco. En eso mismo estaba pensando ese día en la estación de metro. Todos los días salgo a la misma hora de casa y tomo el tren de las y diez. Siempre, con disciplina.
  • Lugares paradójicos de Damián H. Estévez

    Damián H. Estévez
    Damián H. Estévez
    Cuando visites San José no cometas el error, tan común, de suponer que su emplazamiento en ese ruinoso palacete disuade de su uso.
  • Las caras visibles de la luna de Jonay Cabrera González

    Jonay-Cabrera-Gonzalez
    Jonay Cabrera González
    Las caras visibles y masticadas de la luna conocen la tirantez de mi frente, ante la grotesca barbarie de la guerra, ante la misteriosa hambruna sin alma, sin respeto por la vida.
  • Poema de "Cuerpo de Ausencias" de Carmen Paloma Martínez

    Carmen Paloma Martínez
    Carmen Paloma Martínez
    FUI olvidando la vida Postergando (el) confrontar con la alegoría del suceso Me observo:            Soy un caos    
  • Porcelana Nº 10 de Fátima Martín Rodríguez

    Fatima-Martin-Rodriguez
    Fátima Martín Rodríguez
    Estaba cerca del escenario, rodeada por desconocidos amontonados bajo la actuación de Ghandara. Había empezado la Noche en Blanco de La Laguna y cada ángulo de la ciudad borboteaba en pequeñas verbenas de grupos musicales.
  • Diálogo de un árbol de Ángeles Carretero Casar

    Angeles-Carretero-Casar
    Ángeles Carretero Casar
    Desde hace algún tiempo vengo a un bosque que se encuentra sobre una colina. Me gusta perderme por caminos polvorientos y sentarme a escuchar la voz de la tierra; me gusta reflexionar y sentir los beneficiosos efectos de los aromas que desprende la naturaleza, me hace sonreír llenándome de serenidad y alegría, esa paz me ayuda a reflexionar sobre mi vida y a tomar decisiones.
  • Siempre un libro de Loly González Pérez

    Loly González Pérez
    Loly González Pérez
    Nunca estarás sola con un libro cerca. Él es mi mejor amigo y compañero de viaje en mis diferentes estancias o fechas del calendario de la vida.   ¡¡Quien lee un libro se siente libre!!
  • Un rayo de sol de Asunción Cívicos Juárez

    Asuncion-Cívicos-Juarez
    Asunción Cívicos Juárez
    Tu hija, la más pequeña, acaba de hacerte abuelo. Ya cumplió veintinueve años sobrados, los mismos que tenías tú cuando decidiste que una bala era la respuesta a tu desesperanza, el único modo de acabar con tanta sinrazón.
  • La aguja* de Asunción Cívicos Juárez

    Asuncion-Cívicos-Juarez
    Asunción Cívicos Juárez
    Hace una hora que se quedó “frito” y, ahí sigue, durmiendo una de sus largas siestas. Y aquí sigo yo, dale que te pego a la calceta, tejiendo la segunda mantita para la cuna de nuestra nieta Irene.
  • Lujuria de Quintín Alonso

    Quintín Alonso Méndez
    Quintín Alonso Méndez
    La noche me trae noticias con alegorías, con imágenes sonámbulas que navegan en la oscuridad de la mente, como palmatorias ondulándose en un mar oscuro de olas negras.
  • La diferencia entre tú y yo de Iván Vera Machín

    Iván Vera
    Iván Vera Machín
    La diferencia entre tú y yo es la espalda de un coloso enfurecido por culpa de los rayos de la luna, de un gigante meditabundo que bucea bajo un lago cualquiera.
  • El primer momento de Mary Luz Fariña

    Mary-Luz-Fariña
    Mary Luz Fariña
    No recuerdo el día que vine a este mundo, pero sí «el momento» en que tomé conciencia de mi presencia en él. Me encontraba sentada en el escalón que formaba el final de un largo pasillo y que daba a un patio descubierto; mis manos sujetaban una muñeca.
  • Domingo Acosta Felipe vive poéticamente, de Rosa María Ramos Chinea

    Rosa María Ramos Chinea
    Rosa María Ramos Chinea
    En nuestro tiempo, si hemos de sobrevivir al caos, a la memoria herida, al desamparo, será seguramente, intentando vivir poéticamente. Para el poeta Armando Rojas Guardia (1949 – 2020): “Vivir poéticamente es vivir desde la atención: constituirse en un sólido bloque sensorial, psíquico y espiritual de atención ante toda la dinámica existencial de la propia vida, ante la expresividad del mundo, ante la sinfonía de detalles cotidianos en los que esa expresividad se concreta (ello implica un refinamiento orquestal de la vida de nuestros sentidos y un esfuerzo consciente por aquilatar nuestra percepción de los objetos que pueblan nuestro entorno).”
  • Silencios de Cande Rodríguez

    cande-rodriguez
    Cande Rodríguez
    Blanca se llevaba las manos a la cabeza, parecía que le iba a estallar. Dichosa pandemia, se decía. Mientras bajaba las escaleras en dirección a la cocina, bajo sus pies sonaba un ruido hueco e incómodo que le rebotaba. ¿También mis pasos? Esta vez lo dijo para sus adentros, así le gustaba más. No eran ni las siete y ya el día se estaba mostrando intenso. Al abrir la nevera, el silencioso frío acariciaba su cara aún adormecida. Lo agradeció con una leve sonrisa. Allí, la leche callada en su envase de tetrabrik, esperaba por ella como todas las mañanas.
  • Un mundo en caos, el caos del mundo, mi propio caos de Lange Aguiar

    crepúsculo
    Desde hace mucho tiempo observo este planeta  en el que vivo y a veces me desespera.
  • Historia de una gota de agua en India y Nueva York de Ángeles Carretero Casar

    Angeles-Carretero-Casar
    Ángeles Carretero Casar
    La Música de las esferas suena y la armonía es perfecta. La sensación de paz absoluta y los átomos juegan transformando formas, creando nuevas manifestaciones, todas ellas hermosas y sublimes porque han salido de la misma Esencia.  En esta pequeña esfera llamada Tierra, donde nada se crea ni destruye solo se transforma, las nubes juegan al escondite riendo y corriendo… La trompeta ha sonado, ha llegado el momento de viajar de nuevo a la Madre Tierra.
  • Mis 75 años de Haydeé Bourzac

    Haydeé-Bourzac
      Para mi cumplir los 75 años fue como un regalo de la naturaleza, en verdad  no pensé que viviría tantos años con salud y deseos de hacer cosas, hoy ya he sobrepasado esa  edad y sigo disfrutando de una vejez tranquila al lado de mis seres queridos me siento con capacidad suficiente para continuar activa el tiempo que me quede por vivir
  • Soy de Tania Ramos Morales

    Mar-rocas
    Tania Ramos Morales
    Tania Ramos Morales
    Soy nombre que no olvidas cuando le faltan horas a la vida. Soy despertar en fuga  de un tiempo robado.
  • Retorno de Elena Padrón

    Elena Padrón
    Elena Padrón
    Dejé por ti mis bosques, mis disolutas sábanas, Mis gallos desvelados.
  • Bendito día de Luisa Chico

    Luisa Chico
    Luisa Chico
    Aquel bendito día volví la vista hacia mis raíces. Supe que ellas sanarían mi cuerpo y mi espíritu.
  • La primavera de Isa Hdez.

    Isa Hdez.
    Isa Hernández
    Cada mañana contemplaba las gotas del rocío en los jazmines, gerberas y geranios de su patio engalanado, y se embelesaba con la fragancia de azahar de los naranjos y limoneros en flor que destacaban en la huerta y que, se mezclaba con el olor del café que salía del hogar y avivaba hasta los más recónditos pensamientos. Contaba que ese paseo matutino le daba vida, fortaleza y alegría.
  • Entrar al pasado de Damián H. Estévez

    Damián H. Estévez
    Damián H. Estévez
    Llegas por el callejón empedrado frente a esta casona que divisaste desde las lomas al otro lado del barranco y que tanto te atrajo. Tengo que conocerla por dentro, pensaste enseguida, intuyendo el principio de alguna experiencia irrenunciable.
  • Bypass de Jesús Abreu

    …escuché en su mirada el miedo cuando pasó delante de mi coche por el paso de cebra
  • SÉ que de Carmen Paloma Martínez

    Carmen Paloma Martínez
    Carmen Paloma Martínez
    SÉ que  nos vamos pudriendo por partes nos vamos difuminando - lentamente - desde dentro     nos vamos desbaratando a trozos   
  • El árbol que camina y el jazmín de mi ventana de Bárbara Remedios

    Arbol
    Bárbara-Remedios
    Bárbara Remedios
    En el viaje de regreso, repasando recuerdos, reviví su espectacular presencia en el parque de Los Ahorcados del barrio residencial de Miramar, en el que vivía la gente rica. Lo sé porque papá, muy temprano en la mañana, entraba en las cocinas de esas mansiones a dejar el pan caliente para el desayuno de sus inquilinos. Por eso él conocía todas las historias y rincones del gran barrio, incluido aquel parque, donde permanece “el árbol que camina”.
  • Acte Virtual se renueva

    Acte-Canarias-logo
    Felicidad Batista
    Felicidad Batista
    Acte Virtual se renuava. Hoy es un gran día para Acte Canarias. La Acte Virtual es la revista digital de la Asociación Cultural Canaria de Escritores/as. Espacio y cauce para difundir las actividades literarias de la Asociación, eventos literarios y culturales, participación de nuestros asociados y asociadas, y de colaboradores invitados. Así como fomentar la creatividad y la visibilidad literaria. Nos complace comunicar que desde hoy contamos con una revista nueva que cambia en formato, secciones y periodicidad temporal, entre otras mejoras. Una presentación actual, dinámica, acorde con la comunicación digital del siglo XXI.
  • Mis zapatillas de Luis Alberto Serrano

    Zapatillas
    Luis Alberto Serrano
    Luis Alberto Serrano
    Ese día, como todos los días del mundo, me levanté con más sueño del que tenía al acostarme. Entre eso y el frío, hice el desayuno encogido de cuerpo y congelado de pensamientos.
  • Carnaval de Dolores González Pérez

    Loly-Gonzalez-Perez
    Loly González Pérez
    Dicen que un sabio un buen día quiso soñar y soñar…… Despertó alegre y feliz pues no hay mejor despertar como estar en Tenerife y sentir que es CARNAVAL
  • Las ventanas de mi isla de María de la Luz

    Ventana
    Las ventanas de mi isla son especiales, no hay ninguna que no muestre en el horizonte al mar. Que privilegio tener ventanas tan generosas; por muy pequeñas que sean, cuando miras a través de ellas, allí está, el inmenso, ellas sin vacilación no los muestran, y por si fuera poco, también abarcan con su prodigiosa mirada la majestuosidad del paisaje sobre él, los barcos cual danzarines, el blanco espuma y el blanco nube que le adorna, el reflejo de la luna en sus aguas, el brillo que le da los rayos del sol en verano, el remolino de sus olas, la infinita línea que lo une con el horizonte.
  • La suerte del aldeano de Quintín Alonso Méndez

    Campo-Canarias
    Quintín Alonso Méndez
    Quintín Alonso Méndez
    Soy aldeano porque nací en aldea. Una costa de roca negra, un campo fértil regado de pájaros y amapolas.
  • …"Or not to be" de Isabel Expósito

    ...OR NOT TO BE de Isabel Expósito
    Isabel Expósito
    Isabel Expósito
    He sido. Para dejar de ser he sido tantas veces como pude Ave extraña (desgajada) que escribió sobre la piel los vuelos que no tuvo desorden sobre un territorio de evasivas viento sudeste en el envés del día secuencia de puntos suspensivos…
  • Firma Invitada Aida González Rossi

    “Oportunidades” parece una palabra vacía, un comodín que se coloca cuando no se sabe muy bien qué decir, una etiqueta que en realidad no cuelga de ninguna camisa y termina botada en la acera, medio deshecha ...